?Una historia de exito en Tinder? ?Es posible?

?Una historia de exito en Tinder? ?Es posible?

Cuando pienso en lo diferente que seria mi vida En caso de que fuera por la uso sobre citas arbitraria, me siento en enfrentamiento.

Era el principio del verano y no ha transpirado al fin habia acabado oficialmente con la mala trato que habia completado su ciclo. Me encontre en Grand Park, me quite los zapatos asi­ como baile en vi­a sobre la causa de agua. Los turistas tomaron fotos. Los profesionistas en trajes de diseno se quedaron mirando. No me importaba. Ese era mi instante.

Despues, camine varias cuadras inclusive la establecimiento de mi comediante sobre tatuajes desplazandolo hacia el pelo adquiri un tatuaje nuevo (una pequena antorcha con la citacion sobre Harry Potter “La felicidad se puede hallar, incluso en las instantes mas oscuros, En Caso De Que alguno solo recuerda encender la luz”) sobre la querida amiga en el salon sobre tatuajes Little Annie Motel. Mientras estaba sentada alli, estando perforada por una jeringuilla asi­ como tinta colorida, le conte mi historia asi­ como comence los planes Con El Fin De un nuevo porvenir.

Descargue Tinder, uniendome a las hordas de angelinos en busca de amor verdadero en todo el mundo los lugares equivocados. En la semana tuve gran cantidad de emparejamientos (matches). Fue agobiante. Creo que el numero estaba cerca de las 90. (Sugerencia profesional Con El Fin De todos las miembros de Tinder Nunca pongan en su historia que nunca estan tras fotos sobre desnudos. Lo unico que hara los consumidores es indagar en fotos de desnudos. Asi­ como posteriormente te encontraras teniendo 90 conversaciones acerca de fotos sobre desnudos. No te gustaria eso, confia en mi).

Despues vinieron las citas reales.

Unas cuantas han sido buenas, aunque nunca geniales. El tipo sobre citas en las que te diviertes en la ocasion , aunque hasta entretanto sonries a la otra ser, sabes que De ningun modo volveras a verlo. Ademas esperaba con impaciencia que un ingeniero fascinante finalmente me invitara an irse. Fue individuo de mis primeros emparejamientos; inclusive me habia dado un “super like” en la uso. Habiamos estado gozando sobre una chachara en curso, fecha y no ha transpirado noche, hasta que para terminar me senti lo suficientemente exasperada como para indagar ?Me vas an invitar a salir o no?

Mi ingeniero era timido y no ha transpirado nervioso cuando nos conocimos. Me enamore desde la ocasion en que baje de el Uber. Memoria la forma en que le temblaban las manos cuando intentaba elegir la botella sobre vino del menu de un bar sobre vinos de Silver Lake que habia elegido Con El Fin De reunirnos. A pesar de la sencillez con la que short como consecuencia de las mensajes de escrito, ambos estabamos ansiosos (aunque lo oculte superior), y la chachara inicialmente fue inestable.

Veras, hay una cierta destreza transitoria al salir del universo detras sobre la monitor sobre tu telefono desplazandolo hacia el pelo al universo real. Por fortuna el morapio tinto ayudo. Cuando se consumio la comida desplazandolo hacia el pelo desaparecio el vino, me di cuenta sobre que nunca estaba lista con el fin de que terminara la noche. Aun era temprano. Asi­ como como mi ingeniero https://datingranking.net/es/cheekylovers-review/ era timido, fui yo quien sugirio que regresaramos a su hogar Con El Fin De coger la copa. (Mas tarde dijo que la sugerencia casi le dio un ataque al corazon, No obstante todavia esta vivo, debido a que deberia efectuarse sido solo individuo leve).

No, no tuvimos sexo esa noche. Termine llamando a un Uber para que me llevara a morada y no ha transpirado durmiendo en mi misma cama despues de un vaso sobre whisky y no ha transpirado unos besos apasionados (que Ademi?s inicie). Esa fue una gran primera citacion. La especie de citacion en la que no puedes aguardar a ver a la otra ser nuevamente. Hicimos planes de vernos mas tarde en la semana, y no ha transpirado las constantes conversaciones sobre escrito continuaron. Las palabras asi­ como las sentimientos se derramaban de nuestros dedos anteriormente de que nuestros cerebros pudieran aseverar ?Callate! ?Que eres, estupido? Lo asustaras.

Y no ha transpirado posteriormente morapio la ola de sofoco sobre fin de veranillo. Comenzo el aniversario inicial a la fecha en que debiamos encontrarnos Con El Fin De nuestra proxima citacion. Entre en mi garaje sobre Hollyw d para encontrarlo completamente negro. Toda la avenida desplazandolo hacia el pelo las aledai±os fueron afectados por un apagon. En mi apartamento, nunca podia ver, la bateria de mi telefono se estaba muriendo desplazandolo hacia el pelo debo admitir que estaba empezando an advertir panico. Llame a mi ingeniero Con El Fin De hacerle saber que quiza no podria responderle con mi telefono casi muerto desplazandolo hacia el pelo falto tener forma de cargarlo. Inmediatamente me dijo que empacara una bolsa y viniera. Recogi algunas cosas asi­ como me dirigi a su casa. Asi­ como sobre muchas modo. De ningun modo me fui.

El corte duro casi cuatro dias, pero al pasar cada segundo sobre esos cuatro dias juntos, y las dias despues sobre eso, me di cuenta sobre que De ningun modo queria dejar a mi ingeniero. Fue en cualquier segundo, entonces, que los dos eliminamos nuestras cuentas de Tinder. En el interior de un mes y vi­a me mude oficialmente asi­ como Ahora no era su casa sino la nuestra.

Escaso mas sobre un ano y no ha transpirado un compromiso sobre casamiento trasero, podri­amos catalogar lo cual igual que una “historia de exito en Tinder”.

Cuando pienso en lo distinta que es mi vida si no fuera por la aplicacion de citas arbitraria, me siento en conflicto. Estas aplicaciones cierran la brecha entre lo inviable y no ha transpirado lo viable, conectando a seres que sobre otra forma nunca se conocerian. (tambien si el ingeniero y yo hubieramos cruzado rutas en la interaccion social sobre la vida real, igual que en un bar, el admite que seri­a poco probable que me hubiera hablado).

Las oportunidades perdidas de estas conexiones sobre la vida real se sienten como un clase de tragedia romantica moderna. En caso de que bien podri­amos sentirnos nostalgicos acerca de las viejas clases, no habria encontrado a mi sujeto carente la recien estrenada forma.

La autora esta en Twitter e Instagram @tsiganichka.

L.A. Affairs narra la busqueda de amor en y por las proximidades de las Angeles. Si posee comentarios o la historia real que contar, envienos un e-mail electronico a LAAffairs@latimes .

Si quiere leer este producto en ingles, efectue clic aca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.